Cuéntale a tu bebé cosas bonitas

Voy en tren camino de Gandía para visitar a mi familia. Hoy es domingo. Hace un día gris y está lloviendo.

Estaba corrigiendo un post y al alzar la mirada para pensar, me ha sobrecogido la grandeza y simplicidad de los campos de arroz. La atmósfera limpia, el agua que da brillo a los colores, los tonos grises del cielo con pequeños trazos amarillos que brotan en el horizonte, desde donde nace el Sol,… Todo da un aire misterioso a este día de invierno. ¡¡¡ Cuánta belleza. !!!

No he podido contenerme, tenía que contároslo.

Sobre todo, porque me ha venido a la mente lo que tantas veces les digo a mis alumnas embarazadas:

“Contrarrestar la negatividad que nos llegan por tantas vías: las noticias, las películas, los sucesos trágicos de conocidos o desconocidos,…

Y CONTARLES A VUESTROS BEBÉS COSAS BONITAS

Porque nos demos cuenta o no, lo que acontece nos impacta despertando todo tipo de sentimientos: tristeza, inseguridad, miedo,…y ese impacto también alcanza a los bebés

Creo que sabéis a lo que me refiero

Así que la propuesta es:

Parar, descansar, mirar la belleza de la vida y recordar las cosas que os gustaban de niñas

Hablarle del sol, de la luna, de las noches estrelladas,…

del parloteo de los pájaros que, reunidos en un mismo árbol para que les cobije durante la noche, a saber qué se cuentan

y de cómo despliegan sus alas para alzar su vuelo en dirección al amanecer y cargarse de energía,

de las flores que con su fragancia enamoran a las mariposas, abejas y otras especies para que les ayuden a perpetuar su especie,

del mar y de lo divertido que es chapotear y mojarnos en los charcos

.……

Decirle lo bello que es vivir

“La vida es bella”

Recordar esa entrañable película

y el efecto que tuvo en el niño

el admirable e ingenioso comportamiento de su padre.

 

Nosotros somos muy afortunados

Nos ha tocado vivir en un lugar y tiempo privilegiado,

aunque no esté exento de tristes y peligrosos episodios

 

Creo firmemente que es nuestro deber cuidar a nuestros descendientes

y mimarles de todas las formas posibles

 

Y la forma que propongo os hará sentir mucho más felices

Seguro que todos los días puedes encontrar una razón,

un momento y un lugar para hablarle de la belleza de la vida

que está esperando su llegada

 

Con muchísimo amor

Sin comentarios

Publica un comentario