Yoga Embarazadas

Clases de Yoga para Embarazadas

Estarás tú y más embarazadas

Cuando estás embarazada comienza una nueva etapa en tu vida que necesita ser mimada.

El embarazo es un momento que requiere mucho apoyo y qué mejor que

  • relacionarte con otras mujeres que están en tu misma situación y compartir con ellas información, inquietudes,…
  • dedicarte un espacio semanal para relajarte, conectar con tu bebé y prepararte para el parto.

Tienen un lenguaje específico que habla sobre tu bebé, sobre tu pelvis y su movilidad,  sobre tu espalda que necesita reajustes constantes, sobre tu respiración que necesita ir acomodándose, sobre…

Las clases tienen una finalidad concreta, que te sientas mejor con tu cuerpo y puedas ir solucionando los  síntomas normales producidos por el crecimiento de tu bebé en tu interior que constantemente provoca cambios en tu cuerpo, hormonales y físicos que necesitan ser tratados.

Te ayudarán a que te sientas mejor

Las clases están diseñadas para que tu cuerpo vaya adaptándose a los cambios que  produce en él el crecimiento de tu bebé, se prepare para el parto y se relaje.

No importa que nunca hayas practicado Yoga porque una de  sus peculiaridades, es que el Yoga puede ir hacia ti, es decir, se adapta a tus necesidades. Además, el Yoga no es, como comúnmente se cree,  la práctica de posturas (asanas).

El Yoga es mucho más, es practicar durante los ejercicios que se hagan, no importa cuáles,  las siguientes actitudes:
Escucha, atención, observación y respeto hacia uno mismo.

Es así como se puede descubrir la capacidad de eliminar tensiones innecesarias, de repartir los esfuerzos durante la práctica y, con esto y una respiración consciente, encontrar la relajación.

Al final lo que queda es una consciencia corporal que te enseñará a escucharte, respetarte, moverte, respirar, estar presente…

Y precisamente son éstas las cualidades que necesitas para  acompañar, sin  las resistencias que son el origen del dolor, a tu bebé el día de su nacimiento.

Te preparan para el parto

Durante la práctica vas a hacer ejercicios que movilicen y lubriquen las articulaciones de  tu  pelvis  para que responda mejor el día del parto.

También tomarás conciencia de la musculatura de tu suelo pélvico (los músculos de tu pelvis) que tendrá que ser lo suficientemente flexible para que se abra llegado el momento y lo suficientemente fuerte para resistir la fuerza de empuje necesaria para que tu bebé pueda salir, producida por las contracciones de tu útero. Así pues flexibilidad y fuerza han de estar presentes y esto requiere un trabajo específico muy sutil.

Por otra parte, la respiración va a jugar un papel muy importante en todo el proceso de tu embarazo y en tu parto. Hay que familiarizarse con  ella y descubrir diferentes formas de respirar  e integrar la que mejor te puede acompañar en cada momento del parto.

Seguramente ya sabes que el oxígeno que captamos con cada  respiración es el combustible que nuestro cuerpo necesita para mantenerse con vida y durante  el parto tú y tu bebé lo necesitáis.

Te facilitarán una mejor y más rápida recuperación

Si haces el ejercicio apropiado durante tu embarazo y lo coordinas con una respiración consciente que tonifique tus células y ayude a estirar tus tejidos, éstos responderán mejor durante tu parto y después de  éste  se recuperarán más pronto.

Así mismo, conocer, familiarizarte y realizar durante el embarazado los ejercicios del suelo pélvico (los músculos de tu pelvis), facilitará, además de  una buena respuesta durante el parto, una mejor recuperación posterior.

HORARIOS (clases  por las mañanas y tardes)

PRIMER TRIMESTRE

Jueves 18:00 a 19:00

SEGUNDO TRIMESTRE

Miércoles 10:30 a 11:30

Martes y Jueves 19:30 a 20:30

TERCER TRIMESTRE

Martes y Jueves  12:00 a 13:00   (Si estás en el 3er. trimestre, éste es el turno  más adecuado  para  tí,  no obstante,  si no te viene bien, puedes incorporarte a las clases del segundo trimestre porque te adaptaré los ejercicios)

Si tienes consulta médica  puedes venir al turno que puedas para que no pierdas tu clase.

 

Si tienes un trabajo a turnos puedes acoplar las clases según tus necesidades.

 

Te recomiendo que, si puedes, vengas con 15 minutos de  antelación al comienzo de la clase. Así podrás compartir  este momento con tus compañeras de clase e intercambiar información, lo cual es muy enriquecedor.

Consulta las diferentes modalidades de pago.