Una horita corta “La frase que alimenta el miedo”

Una horita corta “La frase que alimenta el miedo”

Quizás ya hayas oído mencionar esta frase.
Te voy a hablar sobre ella por si alguien te la dedica con toda su buena intención.

 

Sí, aunque está cargada de buenos deseos, sin embargo es muy tóxica. Te preguntarás ¿cómo puede ser tóxica si mi vecina la señora Marina, una ancianita adorable, me la ha dicho con todo su amor?
Te explico. Una horita corta, lleva tras de si un mensaje subliminal que te sitúa en el miedo y llena tu cuerpo de adrenalina, activándote el estado de alerta y huída, incompatible con el estado de relajación que atrae las hormonas del parto ( oxitocina, endorfinas,…) Este mensaje es:
– La que se te espera, mejor que sea breve, la consecuencia más inmediata es que piensas, consciente o inconscientemente, en el parto como algo horrible que irremediablemente has de pasar. 

 

Por otra parte, de horita corta nada. Tu cuerpo va a ir abriéndose poquito a poco. De hecho comienza el proceso cuando tu bebé ha concluido el desarrollo de sus pulmones, aproximadamente después de la semana 37.
Imagínate que lo que hace en 15 o más días con tanto mimo que ni se nota, lo tuviera que hacer en una horita corta. Sería tremendo ¿no te parece? – Si, en lugar de desearte “una horita corta”, te dijesen:

 

Qué alegría, vas a ver a tu bebé.  Parir es una experiencia superbonita, disfrútala.  Relájate cariño y verás que fácil es.

 

¿Cómo te sentirías?

 

Mejor ¿verdad?

 

Claro, estos son mensajes que alimentan tu confianza, tu alegría, que llenan tu cuerpo de endorfinas y oxitocina, justo las hormonas que mueven y favorecen el parto.

 

TÚ ESCOGES el valor de la frase “que te sea una horita corta”.

 

Puedes quedarte en el miedo o bien llenar de contenido lo desconocido y prepararte para recibir a tu bebé con la alegría que se merece.

 

Te deseo una maravillosa experiencia y recuerda que el día del nacimiento de tu bebé es un día muy feliz.

 

Si logras sentirlo así, te acompañarán las hormonas que necesitas.